Se fue Adrián Guacarán, el niño que le cantó al papa

Hace 34 años, Adrián Guacarán le cantó al papa Juan Pablo II durante su visita a Venezuela en 1985.

Este jueves falleció a los 44 años en la ciudad de Caracas, luego de luchar contra una insuficiencia renal en medio de la escasez de medicamentos.

De su interpretación de “El Peregrino” se vendieron más de 100.000 copias y consiguió una visita a la Santa Sede para visitar al sumo pontífice.

Luego de este éxito, Guacarán continuó cantando; sin embargo, desde hace 11 años se le abrieron las puertas para trabajar en la Asamblea Nacional, donde ocupó varios cargos en la parte administrativa.

Se destacaba en la administración de la Comisión de Medios del Parlamento. Sus compañeros dijeron que era una persona trabajadora y colaboradora.

Su carrera musical inició desde su niñez. En el kínder participó en el festival Cantaclaro. Representó a Barlovento en el concurso y quedó en segundo lugar.

Su familia insistió en su talento y así llegó a Radio Caracas Televisión (RCTV), donde concursó en el Primer Festival Folklórico Infantil de Venezuela con Guillermo González, el “Fantástico”.

Allí sí consiguió el primer lugar, lo que le permitió recibir un contrato por tres años como artista exclusivo del canal y la grabación de un LP que se llamó Soy criollo.

Posteriormente, recibió la oportunidad de cantar durante la misa oficializada por el papa en Ciudad Guayana, evento que lo condujo a la fama y que marcó a la sociedad venezolana.

Luego de esa experiencia continuó sus estudios de primaria y educación media en Caucagua, pero su vida siguió siendo marcada por la música: sacó dos discos y durante los siguientes dos años (1986 y 1987) fue artista exclusivo de Venevisión.

Vida profesional marcada por el catolicismo

Guacarán realizó sus estudios en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y desarrolló su vida profesional en distintos organismos de la administración pública como la Gobernación de Miranda, la Alcaldía de Acevedo y la Asamblea Nacional.

Paralelamente a su carrera profesional, siguió desarrollándose como cantante. En una entrevista, aseguró que debido a su vida artística viajaba al menos ocho veces al año. El estado Zulia solía ser el sitio que más frecuentaba.

Sus compañeros de trabajo indicaron que sus compromisos con la Iglesia Católica continuaban intactos, así que siempre estaba al tanto de las fiestas religiosas para brindar colaboraciones.

Una insuficiencia renal le quitó la vida la noche de este jueves.

Sus familiares explicaron que la escasez de medicamentos afectaron más su salud, debido a que no le suministraron el tratamiento completo en el Hospital Domingo Luciani.

El último mensaje que publicó en su Twitter fue para pedir los insumos necesarios para cumplir con su medicación.

“Saludos a todos. Yo, Adrián Guacarán, solicito con urgencia para mí aldactone de 100 mg. Dios les pague”, dijo en su cuenta de la red social.

 

Con información: El Nacional

Comentarios

Comentarios