Miguel Siso escribe la Identidad musical de Venezuela

Miguel Siso presenta Identidad

Miguel Siso regresa a casa convertido en hombre de mundo, de mundo de notas, música, conciertos y tarimas. ¡Quién lo viera y quien lo ve! Aquel niño de la UD 146, estudiante del  CEMI, uno de los tantos jóvenes que pasó por la instrucción de Proto López, aquel muchacho que ganó La Siembra del Cuatro en el 97´, hoy está aquí en Puerto Ordaz presentando “Identidad”, su segundo trabajo discográfico.

Como todos los músicos exitosos Siso tuvo mucha suerte y trabajó incansablemente para lograr lo que hasta ahora ha conseguido. Más allá de un par de discos, Siso tiene y mantiene amistad con grandes personalidades, entre ellas, una larga lista de músicos de la talla de Julio Toro, Huáscar Barradas, Carlos “Nené” Quintero, José “Tipo Nuñez”, Jorge Villarroel, Jhonny Kotock, Edwin Arellano, Rafael “Pollo” Brito, y pare usted de contar.

En las escuelas musicales de Guayana sus profesores se sientendescubridores de su talento, los amigos orgullosos de haber compartido noches de parranda con cuatro en mano, su familia afirmando con la cabeza que hicieron lo correcto y una Venezuela feliz porque siguen naciendo en sus tierras hombres que luchan por ella con música y no con balas.

World Music Venezolana

 

¿Cuál es nuestra Identidad? La música, tan variada y diversa. La arepa y demás comidas sencillas y encantadoras. La naturaleza, sus paisajes, selvas y playas. Pero sobre todas las cosas, el Karepakupai Vená, el Salto Ángel en pemón, canción que abre el disco y honra la majestuosidad de lo que somos y que estamos hechos.

Sería injusto señalar a quienes aún no conocen a Miguel Siso, a sabiendas que otro tipo de música invade la radio y demás medios. Sin embargo, siempre es buen momento para conocer qué se está haciendo en el país y descubrir otras formas de llevar con orgullo la Identidad.

Entonces si está dentro o fuera de Venezuela y quiera llenarse de orgullo adquiera el disco “Identidad” que como el mismo Miguel Siso describe “tiene música para cualquier persona en cualquier parte del mundo, mi exposición como cuatrista es hacia la World Music venezolana”.

Miguel Siso un orgullo de Puerto Ordaz

Nació  en el Hospital Ordaz de Ferrominera. Vivió en la UD 146 donde estudió en el Colegio Fe y Alegría y más tarde se mudó a Los Mangos, se graduó de bachiller en 2003 en el Liceo Los Olivos.

Tocó calipso en cuanta comparsa lo invitaran, en los grupos tradicionales de la universidad y hasta en los grupos gaiteros del liceo. Cuando viene con un invitado presume el parque La Llovizna como la maravilla que es, no solo el salto, sino aquellos espacios con hojas secas, los peces, la lagura y los caminos con el agua.

Cuando está afuera extraña a sus padres, la comida de su madre y a sus amigos. Tiene recuerdos inolvidables de paseos hacia Ciudad Bolívar, Upata y El Manteco.

Aprendió a tocar cuatro gracias a su padre, también por su abuelo y más adelante por el primo Roberto Subero un virtuoso en el instrumento. Se instruyó con Rito Matilla, Proto López y Cheo Hurtado.

Para quien es nacido en otras fronteras lejos del arauca vibrador la música venezolana resulta ser muy difícil de explicar e interpretar. Miguel Siso lo intenta “hay más de 400 manifestaciones musicales venezolanas, y todas tienen mucha fuerza y son muy armónicas. Para muestra el merengue caraqueño, el joropo, el calipso, una gaita”.

Para quienes somos parte de ella es momento de celebrar pequeñas victorias y compartir estos otros sucesos que también pasan en nuestro país.

 

Miguel Siso, un guayanés al ritmo del cuatro

Comentarios

Comentarios