Paperstina: Un mundo de colores

Paperstina

Paula Valentina Ramos Bastidas es amante del arte y quiso compartir sus conocimientos con los más pequeños, porque lo consideró necesario en la ciudad,así que creó Paperstina.

La tenista 9no semestre de Arquitectura en la Santiago Mariño se planteó un taller donde de manera extracurricular, los niños pudieran desarrollar sus habilidades como pequeños artistas, “culturizándolos para que puedan tener una base artística y divertida para ellos poder expresarse de otra manera”.

Entonces nació Paperstina de papera en inglés y tina por el final de su segundo nombre.

Desde muy pequeña, Paula se expresa a través de la pintura y se dedica a ella desde los 9 años de edad. Cuando cumplió 13 tuvo la oportunidad de estar en un taller de pintura en Mérida.

“Pintábamos en un callejón diagonal a la Plaza Bolívar, el profesor nos sentaba en el medio del callejón con nuestros caballetes y lienzos. Esa experiencia me sirvió para perfeccionar ciertas técnicas y el haber estudiado arquitectura te acerca mucho más al arte”, explicó. Luego, con el paso del tiempo fue practicando sola.

¿Por qué enseñar a los niños?

– Los niños me encantan. Realmente no sabía que podía llevármela tan bien con los pequeños hasta que comencé a trabajar con ellos. Son elocuentes, inocentes y la vibra que dan es algo que motiva día a día.

No obstante, la creadora de Paperstina dice que no descarta la idea de enseñar a adultos, de hecho es una de las metas de este 2018. Hace la aclaratoria que para cumplirlo, debe estar más preparada y organizar un itinerario de actividades que cumplan con las expectativas.

Raíces
Este proyecto inició hace tres años, primero como planesvacacionales y desde octubre del año pasado como actividad extracurricular en el CEI Yekuana y CEI Piedra La Tortuga. Próximamente estará en la sede de Buscadores de Libros.

¿Cómo lograste esas alianzas?

– Con Yekuana porque la hija de la directora estuvo en uno de mis talleres l año pasado y me comentó de un proyecto llamado Yekuart, que se encargaba dedal clases de pintura allí en el preescolar. Allí solo estoy dos veces a la semana y son paquetes de clases de 16 días.
Con Piedra La Tortuga fue por Instagram, allí son los viernes por 12 días.

“Yo planifico los paquetes de16 o 12 clases por la parte económica, para simplificar más el pago que no se vuelva tedioso, porque cuando es mucho tiempo los niños dejan de ir. De la primera etapa de 11 chicos, 8 seguirán la segunda etapa. Luego viene la etapa final, la 3. Pero en el nuevo año escolar se vuelven hacer otras etapas”.

– ¿A Guayana le falta más arte?

Sí, falta motivar, cultivar y fomentar valores por medio del arte para que los habitantes desarrollen una manera sana y creativa de expresar emociones.

¿Llevarías el taller a las calles?

– Sí, el proyecto ha tenido buena receptividad. Tengo pensando una actividad de caridad, clases gratis para niños que no puedan pagar el taller. Estoy trabajando con Buscadores de Libros, es probable este tipo de actividades, pero sí, sí tengo intenciones, quiero llegar a mucha gente no solo a los que puedan cancelar.

Con colaboración de: Leonervis Hernández @leonervis

Comentarios

Comentarios